¿Cómo proponer matrimonio?

Contraer matrimonio es la mayor meta de una relación de pareja funcional. Es el máximo esplendor de dicha relación y trae consigo un sinfín de responsabilidades del uno con el otro. Oficializar un compromiso no es algo que deba hacerse a la ligera, pues se necesita una relación lista para esto.

El apresurarse en este sentido puede hacer que la relación se deteriore, pues no estaba preparada para tal acontecimiento. Muchos son los mitos alrededor del matrimonio y, en la actualidad, son más negativos que positivos. No te dejes asustar por personas no preparadas para comprometerse, estas siempre huyen de todo lo que les cree una responsabilidad, el caso más frecuente es el matrimonio.

Si bien requiere de esfuerzo en pareja, son muchos los beneficios del matrimonio en una pareja enamorada. El reconocimiento legal de la pareja, es una salvaguarda de los derechos de ambos y de su descendencia. Mencionar además que al contraer matrimonio y luchar porque este funcione, representa haber encontrado un acompañante en la travesía que significa la vida, en los buenos y malos momentos siempre contarás con su apoyo. Realmente genera mucha felicidad y es el comienzo de tu nueva familia, la que irás creando y has elegido para ti.

Por tanto, vayamos a los inicios, no existirá boda sin una proposición de matrimonio. ¿cómo hacerlo? Es muy sencillo, quédate con nosotros hasta el final y conocerás diversos modos en los que puedes proponérselo a tu pareja. Estamos en el siglo XXI, no importa si eres hombre o mujer, proponer matrimonio no está asociado a un género específico y de esto también estaremos conversando.

Eso sí, siempre ponle empeño y dedicación, para que esa persona pueda sentir lo especial que es para ti. Todo matrimonio debe comenzar con una proposición a la altura y que esta sea inolvidable para ambos.

¿Qué decir para pedir matrimonio?

Si tu duda es qué decir, muy sencillo, di todo lo que realmente sientes, hazle saber a esa persona lo importante que es para ti y que, por esos motivos, quieres pasar el resto de tu vida junto a ella/el. Por lo general, al momento de proponer matrimonio no hay mucho que decir, pues el ambiente y el hecho de ponerte de rodillas hablan por sí solos, pero no está de más que le digas en alta voz los motivos por los cuales ha sido la persona elegida.

Una vez expresado tus sentimientos, acompaña el momento con la frase “deseas casarte conmigo”. Para pedir matrimonio son muchas las frases que puedes utilizar, no dejes de hacerlo, siempre debes ser directo. Las frases más comunes son:

  • ¡Cásate conmigo!
  • ¿Quisieras pasar el resto tus días junto a mí?
  • ¿Me aceptas para ser tu esposo?
  • Quiero pedirte que te cases conmigo.
  • ¿Me dejas llevarte al altar?
  • ¿Te casarías conmigo?

Son muchísimas las posibilidades, eso sí, nuestra recomendación va dirigida a que seas poco convencional. Elabora un discurso pequeño, que exprese realmente lo que sientes, lo que eres y lo que pretendes con esa persona. Ya para concluir utiliza cualquiera de las frases que dejamos para ti. No dejes nunca de hacer la pregunta directa, pues es el único modo de poder disfrutar las sensaciones de un sí por respuesta.

Algo que no queremos dejar pasar es que, no siempre una relación está lista para contraer matrimonio. Analiza bien a tu pareja, utiliza juegos de lenguajes donde puedas ver si está dispuesta a pasar el resto de sus días junto a ti. Pues, existe la posibilidad de que recibas un no por respuesta y esto sería desgarrador para tus emociones y para la relación. No te lances y no comprometas en público tu pareja para que diga que sí, también es un momento muy malo para esa persona.

La mejor manera es estar seguro de que los sentimientos son mutuos y ponerle toda tu dedicación al momento. Sin dudas, ese beso que acompaña el sí, será impresionante y bello, los aplausos y las felicitaciones te harán sentir desbordado de emociones. Disfruta cada momento.

¿Cómo se hace una propuesta de matrimonio?

Por tradición, lo primero que debes tener listo para proponer matrimonio es el anillo. Muchas personas evitan las tradiciones, pero, el matrimonio en sí, es un acto solemne y muy tradicional, para qué saltarte las tradiciones. Una vez comprado el anillo, tarea difícil, lograr que tu pareja no se dé cuenta o que la medida sea la perfecta, en fin. Ya logrado este paso, comienza una investigación de cuáles fueron los sueños de tu pareja con respecto al matrimonio, crea el ambiente y propónselo.

Resumiremos en algunos tips para proponer matrimonio:

  1. Consigue el anillo perfecto.
  2. Elige un sitio al gusto de tu pareja.
  3. Crea un ambiente romántico.
  4. Desde el comienzo de velada, sin importar el horario del día seleccionado, hazle sentir que todo es diferente, que algo realmente importante está sucediendo.
  5. Ponte de acuerdo con el personal del lugar, si no tienes lugar con servicios pide ayuda a algún amigo íntimo, para que la propuesta sea inolvidable.
  6. Comienza una conversación romántica, podría ser sobre el día que la viste por primera vez y quedaste flechado. Así estarás creando el momento para lo que continua.
  7. Pon a tu pareja de pie junto a ti, abrázala y arrodíllate.
  8. Alza el anillo, o el accesorio que hayas seleccionado para esta ocasión.
  9. Dile lo que significa para ti, aunque en este punto las emociones ya deben estar a flor de piel.
  10. Finalmente proponle matrimonio.

Las ideas que puedes desarrollar son muy variadas, eso sí, investiga y sé original. La mejor recomendación es que crees el ambiente al gusto de la persona, logra que ese momento sea un sueño hecho realidad. Si le pones amor, lograrás maravillas y sin la necesidad de gastar dinero.

Todos los lugares son buenos para este tipo de proposición cuando se hace con el corazón. Están los típicos, cerca del mar al atardecer, en una cena y el anillo en el postre, en una noche estrellada. Pero, hay muchas ideas más, si es amante de los libros llévala a una biblioteca, o en una obra de teatro al finalizar la misma. Los escenarios quedan a tu disposición, solo ten en cuenta el tipo de persona que es tu pareja y sus gustos, con seguridad recibirás un sí por respuesta.

¿Por qué hay que arrodillarse para pedir matrimonio?

Históricamente no existe una definición clara de por qué es una costumbre ponerse de rodillas para pedir matrimonio. Ha sido un gesto que se ha trasladado de generación en generación, pero, su origen es difuso.

Luego de una exhaustiva investigación, nos asociamos a la hipótesis de que este gesto fue tomado de la época medieval, pues era común que, para demostrar respeto hacia los nobles, los súbditos se pusieran de rodillas. Se evidencia también en casi todas las religiones, donde es necesario ponerse de rodillas para la alabanza a Dios.

Por tanto, ponerse de rodillas es un gesto que demuestra total respeto con el momento y la persona que se tiene en frente. Es el modo de expresar con tu cuerpo la admiración que sientes por la persona ante la cual te estás poniendo de rodillas. Es un gesto que seguirá siendo parte importante de las proposiciones de matrimonio como símbolo de respeto y admiración.

¿Cómo hacer una propuesta de matrimonio a un hombre?

Las propuestas de matrimonio a los hombres, son menos común, pues estamos marcados por los patrones de una sociedad patriarcal que nos dicta que lo correcto es que sea al revés.

En estos tiempos tan modernos, no dejes de ser feliz por esos patrones antiguos, si sientes la necesidad de proponerle matrimonio a tu chico y estás segura de que tiene las mismas intenciones que tú, pues no te detengas.

Las formas son también muy variadas, pero en el caso de proponer matrimonio al chico cambia un poco el panorama. Los hombres de por sí, no necesitan gestos románticos, prefieren cosas y ambientes más prácticos y divertidos. De hecho, somos de la creencia de que es más fácil proponerle matrimonio a un chico que a una chica.

Una idea muy original y aplicable para todos los hombres, pues casi todos gustan de hacer las mismas cosas, es que reúnas a sus amigos. Utiliza sus mejores amigos de confidentes y asegúrate de que guardarán el secreto. Crea una velada para él, convídalo a que se vaya por unos tragos con sus amigos al lugar que siempre frecuentan y aparécete en el lugar. Que cuando sus amigos te vean, en lugar de criticar o tal vez, asustar a tu pareja, estén preparados para recibirte y crear un ambiente armonioso, justo ahí pídele matrimonio. Y disfruten de la velada. Las ideas de cómo pedir matrimonio pueden ser muy variadas, si te sientes en blanco, déjanos un comentario y sin falta te ayudaremos a planificar ese momento especial. Ha sido todo por hoy, esperamos haber sido de ayuda y que nuestras recomendaciones te lleven directo al “sí, quiero”. Visita nuestra página Gastarmejor.mx, siempre que necesites información, nuestra ayuda estará a tu disposición.

Similar Posts