Cómo limpiar un asador de acero inoxidable

No hay nada más rico en este mundo que comer una buena carne asada.  Los asadores de carbón le dan un sabor especial a la carne, ayudando a que quede jugosa y se disfrute hasta el final.  Dentro de la gama de asadores de carbón, los asadores de acero inoxidable son los más populares por su comodidad y su apariencia estética.  Los asadores de acero inoxidable son perfectos en todos los aspectos menos en su limpieza, que por su propio material, se ensucian bastante y es necesario limpiarlos con frecuencia para que mantengan ese moderno look industrial.  Te explicamos la forma más fácil y rápida de limpiar to asador y siguiendo nuestros consejos tendrás tu asador limpio y perfecto en escasos minutos.

Los detalles más importantes al tomar en cuenta la limpieza de un asador de acero inoxidable son la cubierta y la parrilla.  La cubierta al ser de acero inoxidable tiende a perder el brillo con el tiempo y al estar cocinando carnes, se manchan de grasa regularmente y la grasa se tiende a quedar visible en la cubierta.  El otro elemento importante de cualquier asador es la parrilla.  Al cocinar carne u otros alimentos se carbonizan por el calor y siempre quedan residuos en la parrilla.  Es fundamental limpiar profundamente la parrilla después de cada uso para garantizar un higiene absoluto y que las carnes que se cocinen posteriormente se cocinen uniformemente asegurando una cocción perfecta.  Para limpiar apropiadamente tanto la cubierta del asador de acero inoxidable como la parrilla, tres ingredientes son fundamentales: vinagre, bicarbonato de sodio y agua caliente.  También vas a a necesitar una esponja que no sea abrasiva para no rayar el asador, una buena toalla de limpieza y un cepillo suave.

Vinagre

El vinagre es el mejor artículo de limpieza natural que existe.  Nos garantiza una limpieza a la par de otros productos de limpieza que utilizan químicos industriales pero con ingredientes 100% naturales que no afectan nuestra salud ni bienestar.  El vinagre es tu aliado número uno en eliminar las grasas de la cubierta del asador de acero inoxidable.  Sus propiedades naturales hacen que limpie las grasas y quite sus manchas de muchas superficies incluyendo el acero inoxidable.  Para limpiar la cubierta de un asador de acero inoxidable el primer paso es utilizar una esponja suave o una toalla de buena calidad.  Es importante que tanto la esponja o la toalla no sea de composición abrasiva que esto podría generar serios rayones en el asador y le quitaría su look estético moderno industrial.  Si no toleras bien el fuerte olor del vinagre te recomendamos mezclarlo con agua, puedes poner una taza de agua por cada una de vinagre y esto igualmente te va a garantizar una limpieza profunda pero al mismo tiempo te ayudará a reducir el fuerte olor del vinagre.  Recomendamos que en una cubeta pongas 2 tazas de vinagre (o una de vinagre y una agua) y después utilices una buena esponja o toalla y llenas cualquiera de las dos de vinagre y luego las exprimes un poco para no crear un exceso de líquido.  Procedes a tallar con fuerza toda la cubierta del asador.   Gradualmente al secarse el vinagre empezarás a ver como la grasa desaparece de la cubierta y tu asador vuelve a agarrar su brillo natural y termina luciendo como nuevo.

La parrilla

Aun más importante que tener una cubierta limpia y sin manchas de grasa es mantener una parrilla 100% limpia e impecable.  Al terminar un asado es normal ir a comer de inmediato para disfrutar las carnes, chorizos y otros alimentos recien salidos del asador, calientes y jugosos.  Muchas veces tendemos a dejar la limpieza de la parrilla para otro día o hasta para el próximo asado.  Este es un error grande, ya que los residuos de comida se empiezan a descomponer y genera peligrosas bacterias que si se llegan a mezclar con la carne que se va a asar puede causar una infección gastrointestinal.  Por eso es fundamental lavar la parrilla profundamente y dejarla totalmente limpia para su próximo uso.  Lo ideal es limpiarla el mismo día que se utilizó porque al seguir caliente los residuos de alimento aún siguen calientes y no se han pegado a la parrilla.  Si se deja por más días los residuos se comienzan a petrificar y se pegan como como cemento a la parrilla y son mucho más difícil de remover. 

Para hacer una limpieza profunda de la parrilla lo más recomendable es conseguir una palangana o recipiente grande para quepa la parrilla y llenarla de agua caliente y vinagre.  Es recomendable poner tres partes agua caliente por cada una de vinagre.  Si se realizó el asado recientemente se puede poner dentro por 30 minutos o una hora.  Si lleva más de un día sucio recomendamos que se ponga en el recipiente con el agua y el vinagre y se deje toda la noche reposando.  Al sacar la parrilla del recipiente dependiendo de cúanto tiempo llevaba sin lavarse pueden todavía quedar algunos residuos de alimentos en la parrilla.  Para quitar estos y dejar la parrilla como nueva es primordial utilizar un cepillo de fuerza media.  No recomendamos una brocha dura porque puede rayar la parrilla.  Antes de usar el cepillo es importante ponerle un poco bicarbonato de sodio y luego empezar a tallar la parrilla aún mojada.  Al terminar de tallar y ver que los residuos de comida hayan desaparecido se puede pasar la parrilla por el lavabo con agua fría y después quedará completamente limpia y lista para el próximo uso.

 

Residuos de carbón

Las parrillas de acero inoxidable de carbón suelen tener un depósito abajo del área dónde se coloca el carbón para capturar las cenizas del carbón.  Dependiendo de la duración del asado y del tipo del carbón, en muchas ocasiones pueden quedar residuos más grandes de carbón que se quedan en la zona de depósito de carbón y al tratar de extraerlos se terminan de desintegrar y causan mucha ceniza que puede esparcirse por todo el asador y también ensuciar la parrilla.  En estos casos es recomendable siempre quitar la parrilla por completo y ponerla en un lugar limpio.  Si hay mucho residuo de carbón que no cayó al depósito es importante tratar de quitar las piezas más sólidas utilizando guantes de mano.  Con las piezas que se desintegran si se pueden mover al depósito sería lo ideal.  En el caso contrario se puede quitar con una pequeña pala o espátula.  Es importante quitar estos residuos de ceniza ya que si se deja en la zona de colocación de carbón puede causar problemas al intentar prender el nuevo carbón que se va a utilizar para el asado.

Los asadores de acero inoxidable están muy de moda por su excelente funcionalidad y su diseño vanguardista que los hacen piezas de decoración para un jardín en sí solos.  Al saber como limpiar estos atractivos modelos se pueden utilizar plenamente y lo puedes presumir a tus amigos en tu próximo asado.  Esperamos que este artículo te haya sido útil y puedas pronto cocinar el mejor asado en tu asador de acero inoxidable.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email