¿Has solicitado alguna vez un préstamo? Probablemente tu respuesta sea positiva pues todos hemos tenido una que otra urgencia y hemos necesitado dinero extra para resolverla.

Hasta hace unos cuantos años, para acceder a este servicio, lo más común era hacerlo a través de un banco o de prestamistas. Sin embargo, con la llegada de las tecnologías de la información y la era de la digitalización surgieron nuevas alternativas para obtener préstamos seguros y confiables. Nos referimos a aquellas que ofrecen empresas financieras a través de plataformas digitales: los préstamos en línea.

Aún con detractores debido al supuesto riesgo de operaciones fraudulentas, cada día son más las personas que deciden solicitarlos por la comodidad que suponen y la rapidez con la que se obtiene el dinero. En México, desde que comenzó la pandemia el número de solicitudes ha aumentado y se prevé que está tendencia continúe por un buen tiempo. Pero, ¿qué tan confiables son los préstamos en línea? ¿cómo podemos acceder a ellos? ¿qué impacto tienen en el historial crediticio? ¿qué empresas se pueden utilizar?

Sin dudas, los préstamos en línea es un tema que despierta muchas interrogantes, para aclararlas, nuestro equipo de redacción ha investigado y los resultados de indagación los podrás descubrir a continuación.

¿Qué son los préstamos en línea?

Los préstamos en línea, como su nombre lo indica, son aquellos que se realizan a través de las plataformas en internet de entidades dedicadas a ofrecer este tipo de servicio como instituciones financieras, bancos o empresas. Existen varias modalidades de préstamos en línea que se diferencian, en gran medida, por el monto del préstamo y el plazo para su devolución. Entre las más populares se encuentran los préstamos rápidos en línea o mini préstamos. Son habituales cuando se necesita cantidades pequeñas y que el plazo de devolución sea largo. Lo que eso sí, por lo general, sus intereses son altos.

¿Quiénes pueden acceder a préstamos en línea en México?

Por lo general para adquirir préstamos rápidos en línea debes ser ciudadano mexicano, tener más de 18 años de edad y ser titular de una cuenta bancaria. Además, debes proporcionar una identificación oficial que valide tu información personal, un comprobante de domicilio y un correo electrónico. En caso que sean cantidades elevadas la empresa puede pedir comprobantes de ingresos mínimos, antigüedad laboral e incluso checar el historial crediticio del solicitante. Todos estos requisitos pueden variar en dependencia de la empresa que se trate.

¿Qué es lo bueno y lo malo de los préstamos en línea?

Una de las principales ventajas de los préstamos en línea es su rapidez. Luego de un procedimiento bastante sencillo, si cumples los requisitos de la institución, que no son muchos, podrás recibir tu dinero en poco tiempo. A diferencia de los bancos, hay algunas compañías que son bastante flexibles a la hora de tener en cuenta el historial crediticio y aun cuando no es perfecto pueden otorgar los préstamos siempre que comprueben tu liquidez.

Otro punto a favor de los préstamos en línea es la extensión de los plazos de pagos, que son bastante largos. Sin embargo, los intereses son mayores por lo que debes estar seguro de tener la posibilidad de liquidarlos para evitar un incumplimiento que pueda aumentar la tasa a abonar y afectar tu historial crediticio pues, como todo movimiento financiero, se reporta al buró. También debes tener en cuenta que las cantidades de dinero otorgadas son menores a las que expide un banco.

A pesar de las desventajas mencionadas, los préstamos en línea resulta una opción muy práctica para obtener dinero de manera expedita pero siempre teniendo la seguridad que puedes cumplir con el tiempo de devolución y el pago de los intereses.

¿Qué tan confiables son los préstamos en línea?

Alrededor de los préstamos en líneas existe un sinfín de mitos y temores que no son del todo infundados pues es cierto que existen personas malintencionadas y empresas fraudulentas que han llevado a cabo estafas on line, sin embargo, esto no significa que este tipo de transacción sea poco confiable. Todo lo contrario, es un proceso simple y seguro siempre que lo hagas con una entidad legal.

Para evitar cualquier riesgo de fraude al solicitar un préstamo debes tomar algunas medidas. La primera es investigar cuidadosamente la empresa cuyos servicios desees utilizar. Checa que sus datos sean verdaderos, que esté regulada por alguna institución financiera y, además, que tenga una presencia real en la red, es decir, que medios oficiales hagan referencia a ella y avalen sus servicios. Consulta también la opinión de los clientes que la hayan contratado con anterioridad para conocer sus experiencias.

Luego, es fundamental que analices cuidadosamente el contrato que ofrece. En caso de tener alguna duda, aclárala, recuerda que, una vez que los aceptes estarás reconociendo todos los términos y condiciones de la empresa.

Otra recomendación para evitar una estafa es no acceder a ninguna solicitud que te resulte sospechosa o que llegue por un canal no convencional y mucho menos, pagar por adelantado algún tipo de interés.

¿Qué plataforma puedo utilizar en México para acceder a préstamos en línea?

En México hay muchas plataformas que puedes utilizar para acceder a préstamos de manera confiable y segura, entre las más populares, te aconsejamos a Yotepresto.com y Holadinero.mx debido a la calidad de su servicio.

Yotepresto.com es una plataforma mexicana de crowdfunding que comenzó a prestar servicios desde el año 2015. Hasta la actualidad, cuenta con alrededor de quinientos mil clientes que afirman estar muy satisfechos con la asistencia de la empresa. Otorga préstamos entre los cinco mil y trescientos mil pesos y sus tasas de interés por apertura varían entre el 2.9% y el 4.9% en dependencia de la calificación que te otorgue la compañía. Lo que eso sí, se exige contar con un buen historial crediticio y comprobar los ingresos.

Por su parte, Holadinero.mx es otro prestamista muy confiable y seguro, de acuerdo con sus usuarios. Además, tiene el atractivo añadido de no checar el buró de crédito ni exigir la demostración de los ingresos. Con ella, se puede solicitar hasta diez mil pesos y tiene distintos planes muy atractivos. El primer crédito de hasta tres mil pesos es gratis, al resto se aplica una tarifa de interés bastante alta, pero se puede pagar en un plazo de 30 días, cuando lo prefieras.

Si quieres conocer más sobre estas dos plataformas y de los préstamos en línea, consulta los trabajos que ha preparado nuestro equipo de redacción, te aseguramos que son muy útiles y te ayudarán a #gastarmejor.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email